¿Sabes cuáles son los impuestos al comercio exterior?

 In Aduana

Desde el inicio de la práctica del comercio internacional, el gobierno mexicano implementó una serie de legislaciones, normas y reglas, mismas que deben ser acatadas por todos aquellos que practiquen esta actividad económica, las cuales deben ser implementadas y reguladas para evitar la detención de sus operaciones, así como sanciones y/o multas por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Es precisamente esta entidad la que a través del SAT controla y tiene el registro de todas las mercancías que entran o salen del país, y que en conjunto con Ley Aduanera (LA), la Ley de Comercio Exterior y la Ley de Impuestos Generales de Importación y Exportación (LIGIE), junto con su normativa de Tarifas (TIGIE) regulan los impuestos al comercio exterior que cada operación tiene.

Son precisamente estas leyes y entidades gubernamentales las que determinan y definen la fracción arancelaria, la base gravable, el impuesto sobre la importación, entre otros aranceles e impuestos que obligatoriamente se tienen que considerar para realizar una operación de comercio exterior con éxito y sin problema alguno ante el SAT.

 

¿Qué son los impuestos al comercio exterior?

Para un importador, exportador o incluso para el agente de carga , el tema de los impuestos al comercio exterior y  la terminología previamente mencionada puede llegar a ser un poco confusa; aunque en el día a día de la operación logística, dicho cálculo es realizado por el agente aduanal es muy importante que tú como importador y/o exportador o como operador logístico conozcas y entiendas mas a detalle esta terminología, la función de cobro de cada impuesto aplicable así como las condiciones y el porque aplica cada uno de ellos

Primeramente iniciaremos con entender el significado de la palabra «impuesto”, ya que tal cual su nombre lo dice, un impuesto es un tributo que se paga al estado para soportar los gastos públicos. Estos pagos obligatorios son exigidos tanto a personas físicas como a personas morales.

Para cobrar o calcular dichos impuestos al comercio exterior es necesario ir paso por paso en nuestra operación y comenzar por lo básico que es conocer la fracción arancelaria de la mercancía que estamos importando o exportando, misma que determinará el clasificador de la agencia aduanal. Esta fracción te indicará qué impuestos y aranceles tienes que pagar para que la mercancía pueda ser ingresada al país. Después de esto es importante conocer los siguientes términos.

Consulta aquí ¿Por qué están aumentando las tarifas marítimas de Asia?

 

Base Gravable del impuesto general de importación y Valor en aduana

La base gravable es la cantidad sobre la cual se va a realizar el cálculo de todos los impuestos al comercio exterior a los que la mercancía aplique y que por obligación tenga que pagar, esta base gravable es el valor en aduana de las mercancías la cual se determina sumando el costo de la mercancía más los gastos incrementables de la operación como lo son el transporte, seguro, pólizas de seguro global, regalías, manejo de mercancías, carga y descarga, entre otros conceptos que puedes consultar en el Artículo 65 de la Ley Aduanera.

 

Impuesto General de Importación (IGI)

Una vez conociendo esta base gravable, se puede comenzar con el cálculo de los impuestos al comercio exterior y como ya lo mencionamos, nuestro punto de partida para reconocer que impuestos hay que pagar será la fracción arancelaria. El Impuesto General de Importación (IGI) es el impuesto que está asociado a dicha fracción y que dependiendo del caso puede variar en porcentaje y aplicación.

El IGI es un arancel que puede ser Ad valorem, es decir que se expresa en porcentaje aplicado al valor en aduana; se cobra una cantidad monetaria específica por unidad de medida o mixto cuando se trate de una combinación de los ya mencionados.

 

Derecho de Trámite Aduanero (DTA)

El Derecho de Trámite Aduanero, es otro impuesto al comercio exterior el cual se realiza en las operaciones aduaneras utilizando el pedimento y no es más que el pago que se realiza por el aprovechamiento de las instalaciones de las aduanas y por recibir los servicios que prestan las autoridades aduaneras en el despacho aduanero, el cual se puede consultar dentro del artículo 49 de la Ley Federal de Derechos.

 

Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA)

Dentro de esta lista no podía faltar el Impuesto sobre el Valor Agregado, el cual todos conocemos como IVA; este pago es una contribución de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo de mercancía, bienes o servicios, el cual en este caso en específico no se calcula sobre el valor en aduana del cual hablamos al principio, sino que se calcula sobre la suma del valor en aduana y todos los demás impuestos al comercio exterior de los que ya hablamos, como lo son el IGI y el DTA, además de otros impuestos o aranceles que puedan cobrarse de ser especificados dentro de la fracción arancelaria.

 

Otros impuestos al comercio exterior específicos

Los impuestos que te acabamos de compartir son los que comúnmente aplican en la mayoría de las operaciones de importación, sin embargo, existen otros aranceles o impuestos que pueden aplicar dependiendo del tipo de mercancía, como es el caso del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), las Cuotas Compensatorias, en caso de aplicar, una Prevalidación de Pedimento (PRV), Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN), etc. Sin embargo, en caso de que veas estos o algún otro impuesto o cobro que no reconozcas, es importante acercarte con tu agente aduanal o asesor logístico para que te explique detalladamente por qué y cómo es que dicho impuesto aplica.

 

En Marinno Logistics te brindamos toda la asesoría que necesites en caso de tener alguna duda o preguntar al respecto de tu proceso de despacho aduanal y todo el proceso de importación o exportación.

Llámanos al +52 (33) 2736 4966 o escríbenos al correo iam@marinno.com.mx

 

 

Fuente:
Análisis jurídico. (2018). Vlex Información Jurídica Inteligente. 

 

Recommended Posts

Dejar un comentario